Featured image of Análisis de la Creality CR-10: una impresora 3D de éxito
Imprime a lo grande

Análisis de la Creality CR-10: una impresora 3D de éxito

Rating:

Picture of Matthew Mensley
by Matthew Mensley
Dec 19, 2017

La impresora CR-10 de Creality ha logrado cautivar a la comunidad de la impresión 3D. Pero ¿cómo es la Creality CR-10 en realidad? ¡Lee nuestro análisis e infórmate!

Así funciona el marketing de productos hoy en día: las redes sociales y YouTube son los que mandan. Pon un producto en sus manos y ellos harán el resto.

La impresora 3D Creality CR-10 es un modelo económico que ha pasado recientemente la prueba de fuego para ingresar en el círculo selecto de los modelos aclamados en la red. Disponible desde el verano de 2016 (aunque desde hace poco está disponible a nivel mundial en el sitio web del distribuidor chino Gearbest), este modelo de Creality es una gran impresora 3D cartesiana. Su panel de control está separado de la estructura principal y su volumen de impresión es enorme: 300 x 300 x 400 mm. Incluso existen versiones aún más grandes (de 400 y 500 mm cúbicos).

A pesar de que esta impresora ya tiene un año, es ahora cuando muchos fabricantes están reproduciendo el estilo de la CR-10 de Creality, llegando incluso a copiar los colores de las rayas de la estructura. Si la imitación es una forma de halago, entonces Creality debe de haber hecho algo bien. Lee nuestro análisis de la impresora 3D Creality CR-10 para obtener toda la información sobre la estrella de Internet.

1

Análisis de la impresora 3D Creality CR-10 Aspectos positivos

  • Un volumen estándar de impresión que eclipsa a la mayoría de impresoras 3D
  • Fácil de ensamblar
  • El diseño es simple
  • Si hay algún inconveniente con las piezas móviles, será fácil de solventar
  • Las grandes impresiones en 3D son muy divertidas de realizar
  • Los detalles están muy conseguidos y es cómoda de usar
  • Bandeja de impresión de cristal extraíble
  • Atractivo diseño a rayas
  • Impresora 3D económica
  • Panel de control intuitivo
2

Análisis de la impresora 3D Creality CR-10 Aspectos negativos

  • La ubicación del extrusor es inusual
  • El filamento tiende a enredarse
  • La preparación para la impresión a veces puede resultar laboriosa
  • Pies de la impresora 3D mal adaptados para reducir la inercia de la base de impresión
  • La cama de impresión tarda en calentarse
  • La impresora no es ideal para filamentos que necesitan calor constante (sí, nos referimos a ti, ABS)
3

Análisis de la impresora 3D Creality CR-10 Veredicto

Image of Análisis de la impresora 3D Creality CR-10: Veredicto

La Shenzhen Creality 3D Technology CR-10 (ese es su engorroso nombre completo) es una gran impresora 3D. De hecho, es una opción muy recomendable dado su precio, sobre todo porque a menudo los distribuidores la venden a precio de risa.

Pocas impresoras 3D tienen un volumen de impresión tan grande. Por un precio que ronda los 350 € (unos 400 USD), la CR-10 de Creality es una impresora 3D excepcionalmente funcional, capaz de abrir nuevas perspectivas para tus proyectos.

A pesar de todo, también tiene algunos defectos. El diseño, aunque es impecable, ocupa mucho espacio. Los materiales no convencionales tienden a deformarse y los filamentos que sean muy sensibles a los cambios de temperatura no se imprimen bien.

El mayor problema que nos encontramos con la Creality CR-10 fue cuando tratamos de imprimir con filamentos menos cooperativos como el ABS (que, de acuerdo con las descripciones de la impresora 3D, se pueden usar).

Si dejamos estos inconvenientes a un lado, esta impresora 3D es, sin duda, el modelo perfecto para el día a día. La CR-10 de Creality funciona bien con los softwares clásicos de corte (Slicer) y te invita a pensar a gran escala. Al tratarse de impresiones grandes, requieren más tiempo, pero los resultados compensan la espera. Sin embargo, ten en cuenta que la impresora no hará todo el trabajo por ti.

4

Análisis de la impresora 3D Creality CR-10 Entrando en materia

Image of Análisis de la impresora 3D Creality CR-10: Entrando en materia

La CR-10 es el resultado del trabajo de la empresa china Shenzhen Creality 3D Technology, un fabricante de impresoras 3D sorprendentemente transparente. En su sitio web, uno puede encontrar fácilmente sus modelos (en vez de estar envueltos en la niebla, perdidos en un mar de distribuidores).

Fundada en 2014, la empresa afirma tener convenios con muchas universidades chinas. Eso sí, al visitar su sitio web, serás bombardeado con ventanas emergentes de servicio de atención al cliente. De todos los métodos invasivos que puedes encontrar en la red, sin duda es el más agradable, pero sigue resultando molesto.

El modelo CR-10 de Creality salió al mercado en verano de 2016, justo después del CR-7 y de su sucesor, el CR-8. La impresora 3D CR-10 toma el diseño de su predecesora, pero con algunas modificaciones: la caja de control está separado de la base y el carril del eje X está fijado en ambos extremos.

Los cambios realizados por Creality entre la CR-10 y las CR-7 y CR-8 son perceptibles. Una estructura completa mejora la estabilidad de la máquina. La caja de control se ha separado del resto de la estructura, sin duda para poder agregar una cama caliente sin riesgo de que este sobrecaliente el panel de control.

Después de investigar un poco hemos observado que el diseño de la CR-10, desarollado por Creality, es una fuente de inspiración. Por ejemplo, ha sido usado en la Anet E10 y la Hictop, las cuales son copias idénticas de la impresora 3D CR-10. No es nada fácil seguirle la pista a este tipo de cuestiones cuando hay una docena de clones en las estanterías digitales de los distribuidores. En cualquier caso, es bueno saber que con la CR-10 de Creality estás comprando algo original.

5

Análisis de la impresora 3D Creality CR-10 Diseño

Image of Análisis de la impresora 3D Creality CR-10: Diseño

Encontramos que el diseño de la CR-10 de Creality es bastante atractivo. Es de una gran simplicidad, con carriles de aluminio laqueados en negro, una bandeja de impresión de vidrio de 300 x 300 mm y el panel de control separado de la estructura principal, en una caja al lado de la impresora 3D. Sujeto a este se encuentra el soporte para la bobina de filamento. Su estilo se caracteriza por las líneas de color amarillo mostaza de la estructura. En definitiva, el diseño es fino y las impresiones son de gran calidad.

A pesar de la esbeltez de su estructura, la CR-10 de Creality es una gran impresora, y no estamos hablando solo de su gran volumen de impresión. Este modelo ocupa más espacio en la sala de impresión de All3DP que cualquier otra impresora 3D. «¡Es lógico!», dirás; pues «¡al imprimir cosas grandes, debe de ser una máquina que ocupe mucho espacio!». Y tienes razón, pero no es solo eso.

La caja de control y el soporte para las bobinas de filamento están colocados de manera que se encuentran a cierta distancia de la estructura de la impresora CR-10, para que el filamento pueda conectarse correctamente al extrusor. La estructura en sí es bastante voluminosa, aunque también es cierto que la CR-10 en conjunto es tan alta como ancha, ya que la caja de control se encuentra a un lado de la estructura. Nuestra impresora de prueba, la más pequeña de la familia CR-10, es ligeramente más alta que la Zortax M300 y más ancha que la Makerbot Replicator+.

Si deseas ahorrar espacio, puedes retirar el soporte para la bobina de filamento, que se encuentra sobre la caja de control. Esto te permitirá colocar este último más cerca de la estructura. Pero entonces ¿dónde puedes colocar la bobina? ¡Buena pregunta! Puedes intentar colocarla en la parte superior de la estructura, al estilo de la Prusa i3 Mk2S, pero esto probablemente afecte a la calidad de la impresión. De hecho, el eje Z se mueve hacia arriba y hacia abajo a lo largo de la estructura gracias a los ángulos de guía lineales integrados directamente en la estructura. Cada una de las oscilaciones producidas por este peso extra en la estructura podría reflejarse en los objetos que imprimas.

El cabezal de impresión se mueve solo por el eje X. Un riel fijado a la estructura en ambos extremos (a diferencia del de su predecesora, mencionada anteriormente) se desplaza gracias a un único tornillo guía, que se encuentra a su izquierda. A la derecha, el riel se mantiene estático en el marco por medio de rodamientos lineales fijos y una polea.

El hecho de que el eje Z solo se desplace por un lado puede parecer una desventaja. Pensarás: «si la sujeción solo se produce en un lado, el otro debe de hundirse por su propio peso, ¿no?».

Esta sensación se disipa rápidamente al ver a la CR-10 imprimir y sacar objetos de gran calidad de la bandeja de impresión. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este aspecto del diseño podría deteriorarse con el tiempo.

6

Análisis de la impresora 3D Creality CR-10 Características

Image of Análisis de la impresora 3D Creality CR-10: Características

En general, lo más destacado de la CR-10 de Creality es su gran volumen de impresión. El modelo estándar (la más pequeña de las tres versiones disponibles de esta impresora) tiene un volumen de impresión de 300 x 300 x 400 mm, que destrona a la Lulzbot Taz 6, la Makerbot Replicator+ y la Zortax M300, modelos conocidos por su gran volumen de impresión.

Para este análisis, hemos utilizado una CR-10 de tamaño estándar, pero el contenido también es aplicable en gran medida a las otras dos versiones (de 400 y 500 mm cúbicos).

Según Creality, el espesor mínimo de una capa impresa con la CR-10 es de 100 micras, cuando está equipada con un cabezal de 0,4 mm.

El fabricante también afirma que la placa base es de calidad industrial. De acuerdo con Creality, la impresora 3D puede imprimir hasta 200 horas seguidas. ¡Buena suerte para aquellos que quieran comprobarlo! Incluso siendo lo más ambiciosos posible, haciendo retoques con Cura para cambiar la configuración de impresión y llenar el volumen de impresión, no hemos logrado acercarnos a las 200 horas.

La CR-10 cuenta con una cama caliente que cumple su función de repartir el calor a través de la superficie de la bandeja de impresión de cristal. No hemos encontrado ningún problema importante con respecto a la difusión del calor.

Para gestionar la impresión, puedes usar una tarjeta SD o el puerto USB de tu impresora. Es fácil preparar la impresión y ajustar la calibración navegando a través de los diversos menús gracias a la pantalla LCD y al control circular instalado en la caja de control.

La impresora 3D es internacional: un interruptor en el lateral de la caja de control te permite elegir entre 110 y 220 voltios, dependiendo de las características específicas de tu país.

7

Análisis de la impresora 3D Creality CR-10 Desembalaje y ensamblaje

Image of Análisis de la impresora 3D Creality CR-10: Desembalaje y ensamblaje

Al igual que muchas otras impresoras 3D preensambladas, la Creality viene en una simple caja de cartón. Salta a la vista que para poder vender impresoras 3D económicas tienen que reducir los costes de marketing y materiales de embalaje. Este podría resultar más atractivo si hubiera, por ejemplo, una foto de la impresora 3D en la caja.

Dejando este detalle a un lado, al abrir la caja de la CR-10 encontramos dos compartimentos de espuma llenos de piezas, herramientas y tornillos de repuesto (lo cual siempre es de agradecer).

Afortunadamente, ensamblar la CR-10 fue simple e intuitivo, aunque no fue gracias a las instrucciones que vienen con la impresora 3D, que resultaron imposibles de entender. Solo con ver la hoja llena de fotos borrosas y pixeladas, decidimos continuar sin ellas.

Si eres nuevo en la impresión 3D y estás pensando en comprar la CR-10 de Creality (lo cual te recomendamos encarecidamente), sería conveniente que buscaras instrucciones más claras en Internet. Cualquier persona con una ligera idea sobre cómo ensamblar las piezas de una impresora 3D FFF (tecnología de fabricación en filamento fundido) puede montar la CR-10 sin necesidad de instrucciones. Eso es lo que hicimos en All3DP y, de momento, no ha ardido nada.

Uno de los aspectos más prácticos de este kit es el cableado envuelto y organizado en la caja de control. Los conectores macho y hembra están organizados y bien asegurados con tornillos de fijación. En general, el proceso de cableado (si es que se le puede llamar así) fue coser y cantar. Simplemente hay que enchufar los conectores, etiquetados de forma sencilla, en sus respectivos motores de paso y limitadores (endstops). Es realmente sencillo.

Sin embargo, tenemos una advertencia: nos encontramos con que un extremo del cable del motor de paso del eje Y se había soltado completamente de la caja del conector, lo que es un fallo preocupante en el control de calidad para una máquina que supera a la mayoría de los kits de impresoras 3D que hemos ensamblado. Pudimos volver a ponerlo en su sitio sin problema, pero si no hubiéramos detectado este defecto, ¿quién sabe qué podría haber pasado después?

Si decides comprar la CR-10, tómate el tiempo necesario para comprobar todos los conectores y que todo esté seguro antes de imprimir.

8

Análisis de la impresora 3D Creality CR-10 Filamento

Image of Análisis de la impresora 3D Creality CR-10: Filamento

A pesar de nuestra aversión natural a los sistemas de tubos Bowden, tenemos que admitir que la CR-10 es sorprendentemente robusta. El filamento se inserta y retira fácilmente del extrusor, a pesar de que su posición y diseño no son los habituales. El punto de entrada del filamento está justo al lado del tornillo guía.

Por lo general, esto no sería un problema, ya que el tornillo guía gira muy lentamente en comparación con los ejes de correas de transmisión X e Y, pero este tornillo guía está tan engrasado que nos lleva a preguntarnos qué ocurriría si una pequeña cantidad de grasa cayera sobre el filamento y entrara en contacto con el hotend (fusor). Sin duda, nada bueno.

Los usuarios de Thingiverse, convenientemente, han remediado este problema creando una pieza específicamente adaptada a la CR-10. KariKemppainen ha diseñado una carcasa para el extrusor que permite que el filamento se mantenga en su sitio. Este modelo 3D fue uno de los primeros que imprimimos con la CR-10 y recomendamos encarecidamente esta mejora.

Creality afirma que la CR-10 es capaz de imprimir con el filamento flexible TPU (disponible en Amazon). Sabemos que los filamentos flexibles suelen tener problemas para pasar del engranaje dentado al tubo Bowden en extrusores abiertos. Pero mirando más de cerca, podemos ver que el engranaje se encuentra muy cerca de la entrada del tubo. Por el momento, no hemos tenido la oportunidad de probar la impresora con este tipo de filamento. Una vez que lo hayamos hecho, actualizaremos este artículo.

El filamento con fibras de corcho Corkfill de Colorfabb (disponible en Amazon) apenas presentó problemas, al igual que los diferentes tipos de filamentos de PLA. El N-Gen (igualmente disponible en Amazon) también se pudo imprimir sin dificultad (sin embargo, la bobina a veces se enredaba, lo que provocaba errores de impresión).

9

Análisis de la impresora 3D Creality CR-10 Software

Image of Análisis de la impresora 3D Creality CR-10: Software

La CR-10 no es una solución de impresión 3D completa. Deberás elegir un software. La libertad a la hora de elegir las herramientas utilizadas es una de las mayores ventajas de las impresoras 3D abiertas y de bajo coste.

Para nuestra prueba, utilizamos el software Cura 2.6.2. La versión clásica de Cura no tiene ningún parámetro predefinido para la CR-10. Por lo tanto, tendrás que buscar configuraciones en Internet. Para nuestra prueba, encontramos que las ofrecidas en el canal de YouTube PRESS RESET se adaptaron perfectamente a nuestras necesidades (en el vídeo también se detalla la configuración del software Simplify3D).

Una vez que hayas guardado tu G-Code en la tarjeta microSD (a través del adaptador USB incluido), simplemente tendrás que insertarlo en la impresora 3D. Pan comido.

10

Análisis de la impresora 3D Creality CR-10 Desempeño de la impresión

Image of Análisis de la impresora 3D Creality CR-10: Desempeño de la impresión

Hemos utilizado muchas impresoras 3D en el taller de All3DP. Pasar de un modelo a otro a menudo ayuda a identificar las peculiaridades y puntos débiles de cada uno. En el caso de la CR-10 de Creality, uno de los inconvenientes que presenta es el hecho de que tendrás que devolver la impresora 3D a la posición inicial después de cada impresión. Si olvidas este paso, es muy posible que el cabezal intente arrancar la cama de impresión. Uno o dos descuidos son suficientes para causar un daño irreversible.

Las primeras impresiones hechas con la CR-10 tenían algunas imperfecciones, como capas olvidadas en algunos lugares. Además, la impresora emitía zumbidos. Esto no resulta sorprendente en una impresora semiensamblada: este tipo de kits deben configurarse siempre y deberás realizar algunos ajustes a tu CR-10 a medida que realices más impresiones. Cuando imprimimos nuestro primer Benchy, resultó ser útil una vuelta de llave Allen para apretar los tornillos. Eliminar la cantidad excesiva de grasa del tornillo guía también ayudó a mejorar la calidad de impresión.

Cuanto más imprimas, mejor comprenderás por qué esta impresora 3D es tan querida por la comunidad de amantes de la impresión 3D. Cuando uno imprime con pequeños volúmenes de impresión, tiende a hacer pequeños objetos y adornos. Gracias a su generoso tamaño, la CR-10 te permitirá pensar a lo grande.

¿Un perchero espeluznante en forma de mano? Hecho. ¿Pantallas de lámpara de ensueño para la habitación de los niños? Hecho. ¿Un Óscar a tamaño real? Bueno, vale, puede que no. Uno de los pocos problemas con los que tuvimos que lidiar con la CR-10 fueron los pequeños enredos en la bobina del filamento, que tienden a tirar de la caja de control (sobre el que está instalado el soporte para el filamento). En otros modelos, el filamento enredado se afloja fácilmente por la fuerza ejercida por el extrusor. Sin embargo, en este caso, parte de la impresora se vuelca. No es la situación ideal.

El otro problema que presenta este modelo de Creality es la adhesión de las impresiones a la bandeja de impresión y la deformación de estas. La CR-10 viene con dos láminas adhesivas que se complementan con un rollo adicional del mismo material. De manera instintiva utilizamos lo que venía en el kit, pero nos dimos cuenta más tarde de que un poco de espray adherente sobre la bandeja de cristal de la CR-10 era más que suficiente para adherir las impresiones sin problemas.

Por supuesto, estamos hablando de impresiones hechas con filamentos que no tiendan a retraerse al menor inconveniente. Según nuestra experiencia, imprimir con ABS en una impresora 3D CR-10 es muy difícil, si no imposible. La cama de impresión, aunque alcance los 100 °C, tiene dificultades para mantenerse a esta temperatura. Por tanto, al ABS le cuesta adherirse, sin importar qué tipo de adhesivo uses.

Además, el problema aumenta con cada capa. Con impresiones de hasta 40 cm de altura susceptibles a las variaciones de temperatura del ambiente, las deformaciones y grietas están prácticamente garantizadas. Por lo tanto, resulta sorprendente ver distribuidores como GearBest clasificarla entre las impresoras 3D capaces de imprimir con ABS.

Si se instalara la CR-10 en un habitáculo cerrado para evitar diferencias de temperatura durante la impresión, probablemente imprimiría perfectamente con ABS. Pero con un diseño abierto y una base de impresión grande y descubierta que alcanza los 100 grados, no nos fue demasiado bien.

Respecto a la cama caliente, tendrás que ser paciente: tarda mucho en alcanzar temperaturas altas. En un par de ocasiones pensamos que la impresión había fallado y recurrimos a restablecer los valores de fábrica de la unidad para intentar solucionar el “problema”. Lo que ocurría era que si se elige una temperatura muy alta para la base de impresión, la impresora tarda mucho tiempo en alcanzar la temperatura deseada.

A pesar de todo, no hay que ser catastrofistas. Al igual que con la mayoría de las impresoras 3D, la calidad de las impresiones depende de la idoneidad de la configuración que hayas elegido, y nos gusta pensar que hemos logrado excelentes resultados con la CR-10.

Ciertamente no es perfecta, pero la Torre Eiffel que imprimimos con la CR-10 no nos defraudó. La imprimimos dos veces: una vez con PLA morado de 3DK Berlín y otra con PLA transparente de Verbatim. Logró completar ambas impresiones sin fallos: superó la realización de puentes y de elementos voladizos, y realizó un gran número de retracciones durante las más de 60 horas de impresión que sumó entre ambas impresiones.

11

Análisis de la impresora 3D Creality CR-10 Conclusión

Image of Análisis de la impresora 3D Creality CR-10: Conclusión

Al realizar este artículo, le cogimos cierto cariño a la Creality CR-10. Trabajar con una impresora con un gran volumen de impresión siempre es una experiencia fascinante. Si esto además se combina con resultados de alta calidad, es difícil no sucumbir a los encantos de esta impresora 3D. ¡Todo por unos 350 € (400 USD)!

En otras palabras: con la CR-10, no te equivocarás. Estamos seguros de que, para la mayoría de tus proyectos de impresión 3D, el modelo CR-10 no te decepcionará y estará muy a la altura de la locura que ha generado en Internet.

Recommended for you