Imagen principal de Formlabs Form 3: mejor impresora 3D de resina de 2019
All3DP es una revista online editorialmente independiente, por lo tanto, el contenido editorial por principios no puede ser comprado o influenciado. Para mantener el contenido de All3DP gratuito e independiente, nos financiamos a través de la publicidad y los ingresos de las afiliaciones. Cuando compra usando un enlace de nuestro sitio web, ganamos una comisión. Obtener más información
In-Form-ación

Formlabs Form 3: mejor impresora 3D de resina de 2019

Puntuación:

Imagen de Matthew Mensley
Por Matthew Mensley
Nov 25, 2019
Publicidad
Publicidad
Publicidad

La Formlabs Form 3 es la sucesora de la famosa Form 2, y es nuestra elección como "Mejor impresora 3D de resina". Lee el análisis completo y descubre por qué.

Al igual que las impresoras de escritorio de fabricación con filamento fundido (FFF) son la opción predilecta para la creación de prototipos rápidos y funcionales, los aparatos de estereolitografía (SLA) son las máquinas ideales si lo que buscas es precisión en los detalles, biocompatibilidad, capacidad de fundición y, en resumen, una miríada de otros usos para los que la FFF se queda corta. La Formlabs Form 3 desafía el orden establecido con nueva tecnología de impresión SLA y atractivas opciones de materiales que mejoran la versatilidad y la rapidez de la estereolitografía de escritorio.

Anunciado en la primavera de 2019, el modelo Form 3 comenzó a distribuirse entre los usuarios más audaces durante el verano. Formlabs tuvo la deferencia de facilitar a All3DP una unidad de impresión y módulos de posprocesamiento para que tuviéramos ocasión de probar todas las herramientas.

Aquí te ofrecemos nuestro análisis y nuestra valoración acerca de la Formlabs Form 3.

Formlabs Form 3
Comisiones recibidas Consultar precio en
Publicidad
Formlabs Form 3: análisis

Veredicto

Ventajas

  • Es una máquina fiable y de gran productividad
  • Destila inteligencia en todos los aspectos
  • Éxito asegurado a la primera: suele bastar un solo clic para obtener una impresión excelente

Desventajas

  • Pronto surgen problemas a causa de la presencia de suciedad dentro de la unidad láser
  • Los cartuchos de resina suponen un cierto derroche
  • No dispone de un botón de apagado

Generosamente dotada de sensores y procesos, y completada por un software que convierte la impresión 3D en un juego de niños, la Formlabs Form 3 es la máquina más fácil de usar y más fiable con la que nos hemos encontrado hasta ahora.

Si quieres crear impresiones detalladas en lotes pequeños o incluso para la creación rápida de prototipos, la Form 3 es tu impresora.

Formlabs Form 3
Comisiones recibidas Consultar precio en
Publicidad
Formlabs Form 3: análisis

Un poco de historia

Desde sus inicios, que se remontan a una campaña de Kickstarter, Formlabs, con sede en Massachusetts, ha consolidado su posición como sistema de escritorio por excelencia para la creación de impresiones fiables y repetibles sin necesidad de pagar precios industriales.

El objetivo de Formlabs desde el principio fue democratizar la tecnología de estereolitografía con un sistema fácil de usar y de escritorio. Eso es lo que prometía el primer equipo de la empresa, la Form 1, y cosechó un éxito inmediato cuando se lanzó en Kickstarter. Tal fue la aceptación que despertó aquella naciente campaña, que satisfacía una aparente demanda de estereolitografía de escritorio de bajo coste, que Formlabs alcanzó el nivel de empresa “unicornio”, logrando una valoración de más de 1.000 millones de USD y expandiéndose por Europa y Asia.

La Form 2, lanzada en 2015, introdujo una serie de innovaciones para la empresa, incluyendo la eliminación de la manipulación manual de la resina en favor de un sistema de cartuchos automáticos, mucho más limpio, que refinaba el uso de sus impresoras y lo hacía más viable para el entorno profesional.

Ahora, tras casi cinco años de liderazgo (casi) indiscutido de la Form 2 dentro de su segmento por su facilidad de uso y experiencia de impresión, la empresa ha considerado conveniente retirar paulatinamente este modelo en favor de su novedad más candente, la Form 3.

Modificando radicalmente la forma en que maneja el proceso de estereolitografía con el objetivo de aumentar el detalle, la velocidad y la repetibilidad y de reducir el posprocesamiento necesario para las piezas, la Form 3 representa un cambio fundamental. Este nuevo modelo utiliza el concepto básico de la estereolitografía basada en láser de una manera radicalmente diferente, cuyo desarrollo sin duda debe de haber planteado un millón de dificultades.

Y, hasta aquí, la lección de historia. Ahora, hablemos de la Form 3.

Publicidad
Formlabs Form 3: análisis

La tecnología

Imagen de Formlabs Form 3: análisis : La tecnología
The Formlabs Form 3, sitting pretty with two resin cartridges in tow

Formlabs ha desarrollado un nuevo sistema de impresión propio para la Form 3 que se distingue por su unidad de procesamiento de luz (LPU) y por la forma en que se implementa en la máquina.

Mientras que las configuraciones de SLA tradicionales utilizan un láser estacionario, con el haz dirigido mediante un par de galvanómetros de espejo para trazar el modelo en la resina, la estereolitografía de baja fuerza (LFS) de la Form 3 lleva esta técnica al extremo, haciendo rebotar el haz láser a través de una cadena formada por un galvanómetro individual (que dirige el eje Y), un espejo y un espejo parabólico, todo ello mientras el conjunto del módulo láser se desliza adelante y atrás a lo largo del eje X de la impresión.

El vídeo siguiente muestra la LPU en acción.

El propósito de esta trayectoria ampliada del haz láser es asegurar que pueda incidir sobre la resina perpendicularmente en cualquier punto de la placa de impresión, garantizando la escalabilidad (característica que veremos en acción cuando se lance la Form 3L, con un sistema de doble LPU, a finales de este año) y una calidad de impresión uniforme de borde a borde.

Formlabs Form 3
Vista de la LPU tal como se incluye en la nueva Form 3, bloqueada en su posición de inicio con etiquetado de guía

La unidad LPU se desplaza a lo largo de un tornillo guía accionado por un motor paso a paso que, sensatamente, incorpora un sistema de amortiguación de vibraciones. Aparentemente, estas nuevas piezas móviles podrían introducir distorsiones en la superficie de las impresiones a causa de la vibración; sin embargo, a penas hemos visto evidencias que sugieran que así sea.

La exhaustividad en acción

El nuevo método de impresión mediante LPU se complementa con una gran cantidad de sensores de monitorización de la impresión orientados a la microgestión de todos los aspectos de la tarea de impresión. Entre el ordenador asociado y la gran pantalla táctil en color de la propia Form 3, puedes ver el material en uso, el tanque de resina al que está asociado el material, los mililitros de resina utilizados por una impresión determinada, el tiempo de impresión final, la resolución y el número de capas, un historial completo de las impresiones (incluyendo éxitos y, teóricamente, fracasos, aunque en nuestro caso no hubo ninguno) mediante una visión general en forma de diagrama de Gantt, además de indicar el nombre del propietario de la impresión y la impresora específica (probablemente, esta información se diversifica cuando hay más de un equipo Formlabs conectado a la red).

Formlabs Form 3
La nueva tecnología LFS requiere que el tanque de resina tenga una capa altamente flexible entre las resinas y la luz UV, que se estira para confluir con la placa de impresión y el modelo a medida que se imprime

. Finalmente, complementando aún más sus complementos, la Form 3 incorpora automatizaciones como el sistema para nivelar la placa de construcción (la LPU presiona la capa flexible del tanque de resina para que confluya con la placa de impresión a medida que se desliza hacia adelante y hacia atrás en el eje X), el llenado automático del tanque de resina desde los cartuchos de resina cerrados o el mezclado previo a la impresión.

Todo ello da servicio a un volumen de impresión de 145 x 145 x 185 mm, similar al de la Form 2 (la cual tiene un recorrido ligeramente menor en el eje Z). De este modo, la Form 3 cuenta con la ventaja adicional de ser compatible con las placas de impresión de la Form 2.

Mejorada y siempre activa

Todo esto culmina en una sofisticada experiencia claramente diseñada para lograr que el usuario destine el menor tiempo posible a utilizar la impresora y pueda dedicar más tiempo a controlar el flujo de trabajo y a supervisar un proceso sin problemas. Se trata de una experiencia paradójica para los encargados de nuestro análisis: probar una máquina aparentemente diseñada para una interacción mínima. Pero debemos imaginar que los ingenieros y las empresas agradecerán la naturaleza de la Form 3, pensada para minimizar la manipulación.

La Formlabs Form 3 y sus módulos de lavado y curado Form Wash y Form Cure

En combinación con el módulo de lavado (Form Wash) y de curado (Form Cure), puedes manejar un trabajo de impresión, prácticamente desde la preparación de la impresión hasta el posprocesamiento, con una sola mano, aunque probablemente no quieras hacerlo, ya que la resina es un material bastante pringoso y seguramente no desees correr el riesgo de derramar ni una gota. Pero lo cierto es que, desde la apertura del cierre de la placa de impresión hasta el uso de los módulos de lavado y curado (e incluso para sacar una impresión de la placa mediante la herramienta de palanca personalizada de Formlabs), se requiere una intervención mínima por parte del usuario.

Para nosotros, no resulta sencillo realizar una comparación directa entre nuestra instalación en la oficina de All3DP (con un único usuario y una sola máquina en la red) y la de un entorno que produzca piezas combinando varias fases de colaboración. Por ello, es trivial que intentemos imaginar cómo encajaría la Form 3 en un entorno así. Sí podemos afirmar que proporciona todas las herramientas de supervisión y gestión de recursos, dando como fruto una experiencia de impresión superior a nivel técnico, tanto en términos de usabilidad como, por norma general, de calidad de impresión.

Formlabs Form 3
Una vista de la unidad LPU en su posición de inicio para el mantenimiento

Aquí viene el “pero”

A pesar de todo, la Form 3 no es infalible. A lo largo nuestras pruebas, hemos tenido algunas interacciones breves con el soporte de Formlabs para diagnosticar la causa de la aparición de elementos extraños en nuestras impresiones. Estas apariciones se asociaron a dos motivos: en primer lugar, a un problema con los tanques de resina desechables de la Form 3, y, en segundo lugar, a la presencia de polvo en la ventana de cristal de la LPU. Ambas, causa de problemas, cada una por sus razones particulares.

Que los tanques de resina son consumibles no es una sorpresa para nadie. La capa flexible entre las resinas y la luz UV (un elemento clave en la estereolitografía de baja fuerza) puede llegar a desgastarse, lo cual, en combinación con el movimiento mecánico del que es objeto durante los procesos de carga y mezcla, provoca que su vida útil sea limitada. Sin embargo, en nuestro caso el problema surgió después de realizar solamente un par de impresiones, formando una hendidura evidente en las impresiones a lo largo de toda la placa de construcción. Esto ocurrió dos veces, por dos motivos diferentes.

Formlabs Form 3
Instrucciones concisas para instalar un nuevo tanque de resina: una carga sencilla para el brazo de limpieza/mezcla de resina

Consultando con Formlabs, rápidamente se diagnosticó el primer caso como un problema con el tanque de resina. La solución fue tan sencilla como sustituirlo por uno nuevo. El segundo ejemplo de este defecto de impresión se produjo cuando grandes motas de polvo se introdujeron dentro de la LPU, asentándose en la parte inferior de la ventana.

Este segundo problema fue más difícil de solucionar, ya que la LPU suele estar estacionada dentro de la base de la impresora, no accesible a simple vista cuando no se está imprimiendo. Para poner esta afirmación en contexto, cabe mencionar que la única vez que vimos la ventana de la LPU expuesta durante nuestras pruebas fue cuando fingimos su sustitución para comprobar y confirmar la presencia de polvo, y, posteriormente, para su limpieza.

Que el polvo y las partículas bloqueen la trayectoria de la luz es un problema común en la impresión con resina: no hay forma de evitarlo. Solo aquellas máquinas que se utilizan en “salas limpias” o modelos mucho más caros que incorporan sistemas de limpieza especializados logran evitar completamente esta circunstancia. Pero es un poco desconcertante experimentar el problema tan pronto tras empezar a utilizar la Form 3, especialmente dada la posición de inicio protegida y el diseño cerrado del sistema LPU.

Formlabs Form 3
Vista superior de la LPU y el motor del eje Z; el tanque de resina se encaja sobre el hueco

Se dice que hay unas 1.000 impresoras Form 3 sueltas por ahí, pero, buscando en Internet, hemos encontrado pocas conversaciones, por no decir ninguna, que indiquen que la presencia de polvo dentro de la LPU es un problema común. El lanzamiento de la Form 3 ha sido paulatino, y nuestra sensación es que Formlabs está muy bien predispuesto a recibir comentarios y solucionar los problemas rápidamente.

Asistencia por parte de la empresa

Al parecer, la impresora se encuentra aún en sus primeros pasos. En el momento de publicar este análisis, la empresa todavía está acabando de crear la documentación que detalla el mantenimiento de las máquinas por parte de los usuarios (para resolver nuestro problema de polvo en la LPU utilizamos un manual de usuario aún en desarrollo, y el proceso resultó rápido y eficiente).

En realidad, nos alegramos de haber tenido dificultades con la Form 3. Este tipo de problemas en dispositivos tan especializados como la Form 3 resultan instructivos no solo acerca del funcionamiento de la máquina sino también acerca de la propia empresa y su asistencia técnica.

Formlabs Form 3
El brazo del eje Z se desliza estable sobre una guía lineal, sólido como una roca

Como ya hemos mencionado, una serie de intercambios puntuales por correo electrónico con el equipo de asistencia de Formlabs (los mismos que ayudan a las empresas a empezar a trabajar con sus equipos) condujeron a soluciones rápidas y a un ágil envío de piezas de repuesto. Este nivel de atención al cliente está disponible para aquellos que compren el plan de servicio opcional Pro Service Plan (incluido en los paquetes completos de la Form 3), pero entendemos que Formlabs cuenta con un modo de ofrecer un diagnóstico ágil y un soporte instructivo a sus clientes siempre que sea necesario.

La Form 3 ha sido diseñada de forma modular y con idea de que el usuario pueda realizar el mantenimiento necesario en las raras ocasiones en que así lo requiera, lo cual experimentamos de primera mano gracias al contacto con el equipo de asistencia de Formlabs. Así que, incluso mientras se espera el lanzamiento de la documentación de la impresora, existe una especie de red de seguridad.

Defectos menores

Aunque se trata más de una oportunidad perdida que de un verdadero problema, lo cierto es que las actualizaciones del firmware de la impresora solamente se pueden realizar mediante conexión USB a un ordenador. A pesar de la conectividad wifi de la Form 3, no es posible realizar una actualización inalámbrica, lo que parece algo anacrónico teniendo en cuenta otros aspectos del funcionamiento de la impresora.

Los precios de la Form 3, a partir de 3.535 €, resultan bastante razonables en comparación con los de otros equipos de impresión de resina profesionales de dimensiones y capacidades similares. Por otro lado, para que se considere una solución de fabricación o industrial viable, es de esperar que estos obstáculos se vayan limando.

Un obstáculo que puede resultar difícil de limar es la ausencia de un botón de apagado. Claramente, la Form 3 se ha diseñado con la idea de que esté activa casi constantemente, lo cual, en nuestro caso, gestionó de manera excelente, pero en las raras ocasiones en las que hay que reiniciar la impresión (después de una tarea de mantenimiento principal, como reemplazar la LPU), solo es posible hacerlo tirando del cable de alimentación, de difícil acceso en la parte trasera de la máquina. Un poco engorroso.

Publicidad
Formlabs Form 3: análisis

La configuración

Imagen de Formlabs Form 3: análisis : La configuración
The first boot up of the Form 3

En la actualidad, cuando compras un dispositivo electrónico inteligente, a menudo el momento cumbre de su instalación consiste en introducir la contraseña de la red wifi y en crear una cuenta de usuario (o bien vincularlo con una existente). En este sentido, la Form 3 no es una excepción y, utilizando el ID algo almibarado asociado a cada máquina (el nuestro era ImaginaryBunny, algo así como “conejito imaginario”), vincular la impresora al software PreForm es pan comido.

Tras un procedimiento de nivelado rápido en el que se ajustan los cuatro pies de la impresora, se te indicará que la conectes a la red.

Una vez que la impresora esté en red (también se proporciona un cable de conexión Ethernet largo) y hayas abierto tu cuenta online de Formlabs, accederás a un cuadro de mandos web donde podrás consultar el estado de la impresora, el historial de trabajos, los cartuchos de resina activos y los tanques de resina.

A partir de ahí, empezar a utilizar la impresora Form 3 es un verdadero juego de niños.

Los cartuchos de resina caen en la parte posterior de la impresora, a la que puedes acceder a través de la cubierta superior, y un satisfactorio ruido sordo te indica que el tanque de resina se ha introducido correctamente en la cámara de impresión. Ambas acciones van acompañadas de una notificación de la impresora que indica el tipo de resina y el tanque de resina asignados.

Con la placa de impresión fijada en su sitio mediante el cierre de un solo brazo característico de Formlabs, la acción se traslada a PreForm, para la configuración y preparación de la impresión.

Publicidad
Formlabs Form 3: análisis

PreForm

Imagen de Formlabs Form 3: análisis : PreForm
Formlabs PreForm print preparation software

La preparación y supervisión de la impresión se lleva a cabo desde el software PreForm, propiedad de Formlabs, que se ha ido desarrollando paralelamente a la oferta de hardware de la empresa.

Tras la impecable interfaz blanca con pinceladas naranjas y azules (que pide a gritos un modo ascuro), PreForm condensa el proceso de preparación de la impresión en sus componentes más simples.

La impresión 3D de escritorio a menudo presenta una dualidad: por una parte, está la vertiente para aficionados que quieren tener el control sobre el proceso de impresión por razones lúdicas, y por otra, está la solución profesional que existe puramente para servir a un propósito con las menos complicaciones posibles. Esta última está adquiriendo peso últimamente, por lo que los principales fabricantes de impresoras de escritorio prestan especial atención a la optimización de los flujos de trabajo y a la automatización siempre que sea posible. PreForm ha sabido captar esta tendencia perfectamente con One-Click Print, su opción de impresión con un solo clic.

PreForm de Formlabs
La esencia de One-Click Print

Después de cargar un modelo (ya sea arrastrándolo al espacio de trabajo de PreForm o usando el explorador de archivos de tu ordenador), pulsa este botón y PreForm posicionará, orientará y agregará estructuras de soporte a tu impresión, tras lo cual mostrará el cuadro de diálogo de impresión para que confirmes que deseas proceder a imprimir. En realidad, harán falta un par de clics, no uno, pero el concepto queda claro.

Vemos un valor real en el hecho de no tener que pensar cómo imprimir un objeto y, simplemente, saber que lo hará y que aparecerá, completo, en la bandeja de impresión, aunque debemos advertir que, a nuestro parecer, las decisiones de la opción One-Click Print de PreForm pecan un poco de conservadoras. Nos referimos, por ejemplo, a utilizar más soportes de los necesarios y a evitar totalmente imprimir sobre la placa de impresión, lo que en ocasiones puede ahorrar tiempo y material, y mejorar la calidad de la superficie.

En este caso, un cierto control sobre el resultado sería beneficioso, pero no dejes que esto reste valor a la utilidad de la opción One-Click Print.

El resultado de la configuración de una impresión mediante One-Click Print: soporte, orientación y posición adecuados para una impresión óptima

A la hora de profundizar en los detalles y de preparar las impresiones por tu cuenta, PreForm se divide en dos áreas principales: el espacio de trabajo (para configurar la posición, la colocación, el tamaño y el soporte del modelo) y la información del trabajo (una vista de pestaña que ofrece las estimaciones de tiempo y material; la viabilidad de la impresión, incluidas advertencias cuando las funciones del modelo requieran atención, y una lista de modelos de todas las piezas que se encuentren actualmente en la placa).

Al igual que en los populares programas de edición de fotos, existe una vista por capas que permite agrupar modelos y, lo que es más importante, ocultarlos. Teóricamente, un proyecto de gran envergadura con múltiples placas de impresión formadas por numerosas piezas podría contenerse en un único fichero archivado de forma sencilla.

Aparte de la opción One-Click Print, el espacio de trabajo de PreForm te ofrece cuatro herramientas para manipular distintos aspectos de la impresión: tamaño, orientación, soportes y disposición. Con la excepción del redimensionamiento, por razones obvias, estas herramientas ofrecen opciones “automáticas” que puedes utilizar para permitir que PreForm aplique los criterios que considere más adecuados. Estas tres automatizaciones constituyen los componentes básicos de la opción One-Click Print.

PreForm de Formlabs
Vista isométrica predeterminada de la herramienta de disposición, que permite un posicionamiento rápido cuando se configuran impresiones por lotes o tareas con múltiples piezas

Esto significa que, incluso cuando necesites configurar estructuras de soporte de una determinada manera que preserve la superficie de la impresión (algo que contradice los principios de One-Click Print), aún podrás dejar que el software elija la configuración más eficiente para los demás aspectos de la impresión.

Volviendo al panel de información del trabajo, desde aquí puedes ver directamente el estado de las impresoras asociadas, incluyendo lo que están haciendo actualmente, la resina activa, la resolución y el tiempo de impresión restante, junto con los detalles y las comprobaciones previas de los modelos 3D que se encuentren en proceso de preparación.

PreForm de Formlabs
El panel de información del trabajo ofrece una vista rápida del estado de la impresora activa y de los detalles previstos para el trabajo de impresión que se está configurando

Profundizando aún más en los ajustes que puedes necesitar para preparar una impresión, PreForm ofrece la mayoría de las funciones básicas de impresión 3D mediante estereolitografía (SLA). Cabe destacar, sin embargo, que no ofrece la posibilidad de vaciar modelos grandes y densos. La capacidad de realizar cavidades en el interior de las piezas más grandes sería muy útil para impresiones rápidas de modelos que, de otro modo, resultan densos, y de piezas artísticas con poca función mecánica. Esta función permitiría, por tanto, ahorrar tiempo y material. Formlabs recomienda un software de terceros para vaciar sus modelos, Meshmixer de Autodesk, lo que rompe el flujo de un programa de preparación de impresiones que, por lo demás, resulta excelente.

El uso y la interacción con Form 3 no está limitado a PreForm, existe otro elemento en el cuadro de mandos de Formlabs.

Publicidad
Formlabs Form 3: análisis

El cuadro de mandos

Imagen de Formlabs Form 3: análisis : El cuadro de mandos
Jumping over to the Dashboard in a web browser gives more information over the network of printers at your disposal

Una vez que una o varias impresoras se configuran en una red y se asocian con tu cuenta de Formlabs, pasan a ser visibles en el cuadro de mandos del explorador. Desde aquí obtienes un listado de las máquinas a tu disposición, de todos los trabajos de impresión que se han asignado, completado, o que han fallado, los detalles correspondientes a las impresiones y los materiales en uso.

Para su uso como herramienta de flujo de trabajo, resulta útil poder cargar instantáneamente en una ventana del navegador la información de impresión activa, en lugar de tener que iniciar PreForm para ello. Hay disponible un historial de impresiones en forma de diagrama de Gantt, que ofrece una rápida visión general del tiempo de actividad de la impresora. Desafortunadamente, esta vista se limita a un periodo de tres días como máximo. También existe la opción de suscribirse para recibir un informe mensual del funcionamiento de la máquina, pero probablemente esta información sería más útil accesible de un vistazo.

El cuadro de mandos de Formlabs
Detalles de las impresiones anteriores, incluyendo los materiales utilizados, cuándo se imprimieron y si la impresión se realizó correctamente (según haya indicador el usuario al retirar la impresión de la máquina)

En última instancia, el cuadro de mandos de Formlabs es una herramienta fiable y útil para controlar tus trabajos activos y tu historial de impresión. También es un inteligente mecanismo por parte de Formlabs para estar cerca cuando necesites reabastecerte de consumibles. Los cartuchos de resina se “vacían” tras unas pocas impresiones (encontrarás más información acerca de esas comillas en la sección titulada Los materiales), y los tanques de resina tienen una vida útil limitada. En ambos casos, puedes adquirir recambios directamente desde el cuadro de mandos.

De forma similar al historial de impresiones que ofrece el cuadro de mandos, la propia Form 3 registra tus impresiones anteriores, almacenándolas en caché en la memoria interna y (esto nos encanta) te permite recordar impresiones y repetirlas desde la propia máquina, sin necesidad de hacer uso del software o del cuadro de mandos.

Publicidad
Formlabs Form 3: análisis

La impresión

Imagen de Formlabs Form 3: análisis : La impresión
A selection of the many prints we rattled off during our time with the Form 3

Hablemos de la impresión propiamente dicha. Como probablemente ya habrás podido adivinar a estas alturas, imprimir con la Form 3 es un verdadero juego de niños debido, en gran parte, a la automatización (y mejora continua) de los perfiles de impresión de Formlabs.

Con la aplicación de los perfiles de material como proceso de fondo una vez que se inserta un cartucho en la Form 3, la única opción que le queda al usuario es elegir un espesor de capa preaprobado para la resina en cuestión.

La Form 3 realiza una buena impresión de planos y superficies lisos y de detalles nítidos, especialmente con la resina Grey V4

Las resoluciones estándar se sitúan entre los 25 y 100 micrones, aunque, dependiendo del material, es posible aplicar otras resoluciones.

La calidad de impresión varía de excelente a decente, y nuestra experiencia sugiere que el acabado de cada impresión depende del material utilizado. Por ejemplo, usando la resina gris estándar con la configuración V4 correspondiente, se obtienen impresiones con un acabado excepcional: un acabado similar al del moldeo por inyección, podríamos decir en términos no científicos.

Formlabs Form 3
Permite capturar detalles diminutos de hasta decenas de micrones. ¿Has visto la pequeña torre?

Por el contrario, la resina clara estándar, que puede ser transparente a la vista (un material impresionante en acción), parece presentar más imperfecciones superficiales en algunas formas de modelos que otras resinas que utilizamos. Es difícil identificar la causa, ¿tal vez la forma en que la luz incide sobre la superficie? Esto no significa que esté por debajo de las demás en el nivel de detalle, pero sí es un poco más fácil observar las líneas sobre la superficie del material.

En cualquier caso, ya se percibe una notable mejora respecto a la impresión de la resina clara en la Form 2, por lo que esperamos ver mejoras en este aspecto en el futuro. Existe documentación en línea que detalla cómo procesar la resina clara de Formlabs para un acabado perfecto, un proceso que implica mucho lijado en húmedo, lo que mitiga hasta cierto punto esta peculiaridad, ya que se contempla el posprocesamiento como un requisito previo para obtener piezas de transparencia perfecta ópticamente.

Formlabs Form 3
La uniformidad y la claridad de los detalles llegan a otros materiales más nuevos y menos desarrollados, como la resina Draft, que permite imprimir con una altura de capa de 0,3 mm

Dice mucho en favor de la fiabilidad de la Form 3 que, tras semanas de pruebas, no hayamos experimentado ni un solo fallo de impresión ni un solo error relacionado con esta. Tras múltiples cambios de cartucho, cambios de tanque y advertencias de cartuchos vacíos ignoradas, la máquina ha seguido funcionando sin saltarse una nota.

Publicidad
Formlabs Form 3: análisis

Los materiales

Imagen de Formlabs Form 3: análisis : Los materiales
Transparent resin is a sight to behold - but we found it to betray layer lines more that the other resins: a quirk of the materials optics, perhaps

Por lo que sabemos, en el caso de la Form 3, la experimentación de Formlabs con materiales no aprobados es prácticamente inexistente, lo que constituye el anverso de la moneda de la propuesta de venta de este sistema. Si lo deseas, puedes verter la resina manualmente en los tanques e ignorar la advertencia de cartucho vacío para experimentar, pero no podrás disponer de control sobre los ajustes láser y la velocidad de la LPU desde PreForm. El uso de una impresora 3D de Formlabs sigue consistiendo básicamente en acceder a la biblioteca de materiales desarrollados internamente por la marca.

La máquina y el sistema son los que son. La biblioteca fija de materiales responde a los distintos casos de uso, y, tal vez lo más importante, la impresora los maneja de forma inteligente. No se espera que el usuario configure nada, simplemente que conecte el cartucho de resina a la parte posterior de la impresora y que elija la opción que desee para la resolución de capa. Lo demás, corre por cuenta de Formlabs.

Hasta la fecha, la biblioteca de materiales desarrollada internamente por Formlabs satisface las demandas específicas de una amplia gama de sectores, con precios que se corresponden con la especialización y la producción: una resina estándar cuesta alrededor de 135 €, mientras que otras resinas más especializadas pueden costar hasta 360 € el cartucho.

Dental, uno de los principales benefactores de la rapidez y el detalle que ofrece la impresión 3D mediante estereolitografía, dispone de un conjunto de resinas dentales a su disposición. Los artesanos que desean fundir pequeños objetos metálicos de gran detalle tienen la opción de utilizar las resinas fundibles sin cenizas de la marca, mientras que el uso más general queda cubierto por las resinas Standard, Tough, Rigid, Pro y una miríada de otras resinas.

Formlabs Form 3
Las impresiones con resina Draft pierden cierto grado de detalle, pero permiten imprimir igual de rápido, si no más, que con las impresoras de modelado por deposición fundida (FDM) comparables

Sin embargo, basándonos en nuestras pruebas, queremos expresar nuestras alabanzas a la nueva resina Draft de Formlabs, una solución radical para lograr impresiones aún más rápidas. A la hora de la verdad, la capacidad de imprimir capas de 0,3 mm significa que puedes crear prototipos de piezas en las máquinas Formlabs mucho más rápido que antes, con poca pérdida de calidad (con la excepción obvia del eje Z). De este modo, imprimir igual de rápido, o incluso más, que con las impresoras 3D de fabricación con filamento fundido comparables no solo es posible, sino también fiable y repetible.

Una fuerte crítica que sí debemos hacer a Formlabs es el derroche que supone su sistema de cartuchos. La advertencia de cartucho vacío se activa demasiado pronto, cuando todavía queda una cantidad considerable de resina utilizable.

Formlabs Form 3
Los cartuchos de resina muestran claramente el número de versión del material

Puedes ignorar esta advertencia y proceder con la impresión si estás seguro de que hay suficiente resina cargada en el tanque para completar el trabajo, pero solo podrás hacerlo al final de una larga comprobación previa que la impresora realiza antes de cada impresión (para preparar los tanques, asegurar una distribución uniforme de la resina, etc.). No existe la posibilidad de omitir este paso de comprobación del cartucho antes de una impresión o de forma remota a través del cuadro de mandos, lo que significa que tienes que esperar un buen rato mientras la Form 3 intenta cargar la resina a la que aparentemente no puede acceder desde el cartucho antes de poder forzar manualmente el inicio de la impresión.

Y no es una pequeña cantidad de resina la que se pierde en estos casos, lo cual resulta un desperdicio aún mayor y más desconsiderado si se tiene en cuenta el precio del material.

Puestos a ver el lado positivo, lo cierto es que las capacidades de la Form 3 como solución de producción deberían ir mejorando con el tiempo, a medida que vayan saliendo sus constantes iteraciones y mejoras de los materiales (y de sus respectivos perfiles de impresión). La resina gris estándar que utilizamos para las pruebas se encuentra en su versión V4 y ofrece una excelente calidad de acabado en superficie, con poca necesidad de posprocesamiento más allá de retirar los soportes.

Por el contrario, al tratarse de un material nuevo, la resina Draft se sitúa actualmente en su versión V1. Aunque es impresionante ver materializarse rápidamente piezas grandes y densas, su acabado es algo más pegajoso y resulta un poco más difícil de limpiar por completo. Esperamos que las fórmulas y versiones posteriores de la resina Draft optimicen aún más los resultados.

Formlabs Form 3
Un modelo de azulejo de pared angular impreso directamente en la placa de impresión: esquinas afiladas y planos lisos renderizados excepcionalmente bien

Este argumento nos lleva al punto clave de nuestro análisis de la Form 3, que es que, en realidad, la impresora no es tan importante. Su rendimiento es tan fiable que la máquina pasa a un segundo plano, permitiéndote centrarte en otros aspectos de la tarea en curso. En este sentido, pones tu confianza en los materiales de Formlabs y en los resultados logrados por los ingenieros de software, así como en el constante goteo de actualizaciones de material, software y firmware: en todos estos aspectos, las cosas parecen funcionar como deben.

Publicidad
Formlabs Form 3: análisis

El posprocesamiento

Imagen de Formlabs Form 3: análisis : El posprocesamiento
The Form Wash and Form Cure

La Form 3 se distribuye, de forma estándar, con las herramientas de posprocesamiento del kit de acabado básico de Formlabs. Se trata de un kit básico en el sentido de que no realiza físicamente el lavado posterior a la impresión por ti, como lo hacen los módulos de lavado y de curado Form Wash y Form Cure, pero, en cuanto a oferta de soportes, cubetas y herramientas, cubre todas las necesidades básicas mediante implementaciones bien diseñadas para reducir al máximo la complejidad habitual que supone el posprocesamiento de impresiones de resina.

La característica principal son las bañeras de alcohol isopropílico (IPA) duales, que incluyen tapas para manejo con una sola mano y una cesta para contener las impresiones y transferirlas entre las bañeras IPA. Un soporte para placas de impresión autoportante sujeta la placa de impresión de forma segura, lo que te permite tener las manos libres y mantenerlas alejadas de la resina no curada.

Un detalle muy acertado es la inclusión de una botella exprimible con un pitorro largo para enjuagar con alcohol isopropílico las cavidades de difícil acceso.

Formlabs Form 3
Una cesta ayuda a mantener los elementos ordenados y recogidos durante el posprocesamiento con el kit de acabado.

Desde el punto de vista funcional, el kit es quizás el máximo desarrollo que se puede alcanzar sin necesidad de mejorar la máquina con los dispositivos específicos de lavado y curado (Form Wash y Form Cure), que, al igual que la propia Form 3, simplifican el proceso y facilitan el trabajo de acabado de las piezas.

Los dispositivos de lavado y curado Form Wash y Form Cure constituyen dispositivos independientes y se adquieren por separado. Con un precio de 499 y 699 € respectivamente, también están disponibles como parte de un paquete con un precio de 3.535 € que también incluye, además de la Form 3, una suscripción anual al plan de servicio para profesionales Pro Service Plan (que comprende la siguiente atención para empresas: piezas de repuesto inmediatas, soporte para impresión, formación online y otros servicios diseñados para que tu impresora funcione al máximo rendimiento el máximo de tiempo).

Tal como sus nombres indican, los dispositivos de lavado y de curado Form Wash y Form Cure cubren una necesidad específica del posprocesamiento de las impresiones de resina. Una vez cargado con unos 8 litros de alcohol isopropílico de alta pureza (su uso debe realizarse obligatoriamente en un espacio bien ventilado), el dispositivo de lavado se utiliza para el lavado de las piezas (con una cesta para las piezas sueltas y una ranura para la placa de impresión), la impresión y todo lo demás.

El funcionamiento del dispositivo de lavado es muy sencillo y se gestiona mediante tres opciones: comenzar el lavado, fijar el tiempo y abrir/cerrar. Basta con marcar el tiempo que se desee y dejar que el impulsor de la base de la unidad agite el alcohol isopropílico lo suficiente para lavar la resina no curada. El tiempo de lavado recomendado para las resinas que utilizamos es de 10 minutos, pero a menudo hemos observado la necesidad de realizar tiradas cortas adicionales para limpiar completamente las impresiones con cavidades complicadas y estructuras de soporte densas. Se proporciona una bomba de mano para drenar el alcohol isopropílico del dispositivo de lavado de forma segura.

Formlabs Form 3
Los dispositivos de lavado y curado Form Wash y Form Cure

El funcionamiento del dispositivo de curado es igual de simple: se trata de un dispositivo que calienta y “hornea” las piezas impresas mediante luz ultravioleta (UV). Se trata de un proceso esencial para endurecer las piezas hasta que adquieran las propiedades mecánicas y el acabado esperados, y, al igual que ocurría con el módulo de lavado, se proporcionan los ajustes de curado recomendados para cada resina en particular. Tras colocar las impresiones en el interior del módulo de curado e iniciar el proceso, la cámara se calienta a 60 grados centígrados y las hornea suavemente bañándolas con luz ultravioleta. Poco más podemos añadir acerca de este dispositivo de curado, a parte de que funciona sin sorpresas.

El uso de la Form 3 con el kit de acabado estándar supone una experiencia mucho más transparente que con cualquier otra impresora 3D de resina que hayamos probado, lo que, ya de por sí, mejora la propuesta de valor de la máquina. Como experiencia de referencia, el contacto con la resina y con el alcohol isopropílico se realiza dentro de contenedores en su mayor parte, por lo que la exposición a estos productos es mínima.

Los módulos de limpieza y curado Form Wash y Form Cure llevan estas tareas a un nivel superior, complementando la facilidad de uso de la propia impresora y convirtiendo este sistema de impresión, algo caótico, en un proceso limpio. Ambos módulos funcionan de maravilla.

Publicidad
Formlabs Form 3: análisis

¿Vale la pena?

La Form 3 es una buena recomendación para aquellos pequeños o medianos negocios que necesiten una impresora fiable y de gran detalle. No espera gran intervención por tu parte y genera en todo momento impresiones con alto nivel de detalle (y, gracias a las nuevas resinas, también grandes bocetos) de los modelos 3D que envíes a la máquina.

Algunos opinarán que los consumibles de Formlabs son caros, pero probablemente, en un entorno en el que el tiempo es oro, su precio se ve compensado por la fiabilidad que ofrecen.

Sinceramente, si pudiéramos pasar el resto de nuestros días de impresión con la Form 3 y un suministro de por vida de resina Draft, seríamos felices. La impresora se instala en un momento, y poco tiempo más hace falta para usar la opción One-Click o bien configurar un trabajo de impresión parcialmente automatizado. Es este aspecto, además de las novedosas y especializadas fórmulas de materiales disponibles en su ecosistema, lo que hace que la Form 3 destaque.

Formlabs Form 3
Comisiones recibidas Consultar precio en
Publicidad
Formlabs Form 3: análisis

Ficha técnica

Imagen de Formlabs Form 3: análisis : Ficha técnica

DATOS GENERALES

Tecnología de impresión: Estereolitografía de baja fuerza (LFS)
Láser: Unidad de procesamiento de luz (LPU), 250 mW 405 nm
Espacio de construcción: 145 x 145 x 185 mm
Resolución capa Z: 25 – 300 micrones
Resolución XY: 25 micrones
Interfaz de usuario: Pantalla táctil de 5,5 pulgadas
Conexión: Wifi, Ethernet, USB
Nivelado de la plataforma de construcción: Automático
Materiales: Cartuchos de resina de Formlabs

SOFTWARE

Paquete de software: PreForm, cuadro de mandos para gestión de la impresora
Tipos de archivos: STL, OBJ

PESO Y MEDIDAS

Peso: 17,5 kg
Medidas: 405 x 375 x 530 mm

Publicidad
Formlabs Form 3: análisis

¿Dónde comprarla?

La Formlabs Form 3 se puede adquirir a través de los distribuidores que se enumeran a continuación.

Formlabs Form 3
Comisiones recibidas Consultar precio en

Licencia: El contenido del artículo "Formlabs Form 3: mejor impresora 3D de resina de 2019" de All3DP está bajo una licencia de Atribución 4.0 CC BY 4.0).

Suscríbete para recibir noticias de All3DP

Te has suscrito a las noticias de All3DP

No puedes suscribirte a las noticias de All3DP. Más información... Suscríbete

No puedes suscribirte a las noticias de All3DP. Más información...

Publicidad
Recommended for you
Publicidad
Publicidad
Publicidad